Dos mujeres delante de las banderas de Finlandia y Uruguay

Un intercambio escolar inspirador

En la localidad uruguaya de Fray Bentos hay una escuela pública que luce con orgullo el nombre de República de Finlandia. Las niñas y niños de este colegio realizan un intercambio con alumnos de la escuela finlandesa Mansikkamäki, que ha contribuido al conocimiento mutuo y a mejorar el nivel de inglés. Entrevistamos a Gabriela Colet, maestra de la escuela uruguaya, que está involucrada en el proyecto de intercambio desde 2017, y a Pilar Schettini, directora de esta institución educativa.

¿Cómo surgió el proyecto de colaboración Extendiendo nuestra mirada al mundo?
El 12 de mayo de 2017, nuestra escuela se nominó República de Finlandia. El Proyecto de hermanamiento surgió de la necesidad de investigar sobre el lejano y misterioso país con que se nominó nuestra escuela, del que habíamos sentido hablar desde que la planta UPM se instaló en nuestra ciudad. A medida que fuimos aprendiendo sobre Finlandia, su cultura, hábitos, costumbres, clima, idioma; nos fuimos interiorizando y embelesando sobre el sistema educativo finlandés y la excelencia que lo caracteriza. ¿Cómo era posible que Finlandi estuviera a la vanguardia en cuestiones educativas?¿Cómo podíamos hacer para que nuestros niños pudieran tener estas mismas oportunidades? Y fue así como, a partir del libro This is Finland, de Aino Havukainen and Sami Toivonen, donado por la Embajada de Finlandia en Uruguay, vimos la oportunidad de acercar a los niños la información del libro, en idioma inglés, que es la segunda lengua implementada en nuestra institución. En principio, las actividades estaban enfocadas a los alumnos de 5º y 6º curso, donde a partir de talleres se trabajaba el libro, considerando el nivel del domino de la Segunda Lengua que poseían. Se alcanzaron los objetivos propuestos: que los niños pudieran leer e intervenir usando el inglés. En este escenario se pensó hacer un proyecto de hermanamiento con escuelas de Finlandia, lo que vimos como una puerta abierta a la comunicación y al entendimiento. Este proyecto recibió el nombre de “Extendiendo nuestra mirada al mundo”. Fueron consideradas algunas Escuelas en Finlandia, con ciertas características similares al contexto geográfico de la ciudad de Fray Bentos, incluso con una planta similar a UPM, y se decidió elegir una escuela en la ciudad de Kouvola, y comenzamos a intercambiar correos electrónicos entre maestros.

¿En qué consiste el proyecto?
En principio, el proyecto estaba enfocado al intercambio entre alumnos de la escuela Mansikkamäki (Kouvola) y los niños de nuestra escuela. La planificación corría a cargo de las maestras, que generaron diferentes encuentros virtuales e intercambios de información por correo electrónico o por medio de grabaciones de videos. Allí intercambiaban información personal y cultural de ambos países. Luego, con la llegada de los pasantes de Finlandia, el trabajo fue perfeccionándose y se encontró la motivación para que los alumnos practicaran la segunda lengua en la escuela de forma permanente. Los pasantes también actuaron de mediadores entre la escuela de Kouvola y nuestros alumnos. Lo que se quería con este proyecto era buscar una motivación para los alumnos, generar un aprendizaje significativo y contextualizado que provocara un cambio conceptual en los niños. Aunque los alumnos no viajen, el idioma abre puertas hacia nuevas culturas.

¿Qué resultados ha dado hasta ahora?
Desde 2017 hasta 2019, se ha podido apreciar que los niños han mejorado notoriamente su nivel de inglés, principalmente en el Listening y Speaking, que eran los puntos débiles hasta ese momento. Los niños practicaban la lengua casi con fluidez y autonomía. La necesidad de comunicarse favoreció su uso. A partir de 2020, los efectos de la pandemia y la falta de pasante en la escuela provocaron una desmotivación por parte de los alumnos y del colectivo, puesto que las actividades se centraron en la planificación de un nuevo espacio que interpelara a todos: el virtual. En el 2021, con un escenario híbrido y cambios en el colectivo, se retomó el proyecto con el impulso recibido de la secretaria Honoraria del Consulado de Finlandia en Uruguay y Delegada del Instituto Iberoamericano de Finlandia, Tarja Laaksonen, conocedora y promotora del proyecto desde el comienzo, impulsó a una replanificación que atendiera a la nueva realidad de Uruguay y de Finlandia. Desde nuestra escuela se comenzó a trabajar en un intercambio con la comunidad de finlandeses radicados en Paso de Los Toros, logrando establecer un vínculo comunicacional en inglés con los alumnos de ambas partes.

¿Qué diferencias culturales han observado?
Las diferencias constatadas son más que notorias en lo que refiere a los recursos materiales y humanos con que se cuenta en Finlandia, a la propuesta pedagógica y al involucramiento de la familia. Todos promueven una educación de excelencia. Nuestra escuela, sin embargo, se enmarca en un contexto sociocultural y económico muy desfavorable, con necesidades básicas insatisfechas y donde la familia no ve la educación como promotora de cambio y avance. Este proyecto ha provocado en algún porcentaje de los alumnos la inquietud por seguir su formación, puesto que vivenciaron la posibilidad que proporciona la educación en otras partes del mundo.

¿Cómo ven los alumnos de la escuela 2 nuestro país?
Nuestros alumnos perciben Finlandia, como un país lejano, frío, pero con múltiples oportunidades de progreso promovidos por la educación de calidad que se imparte a todos sus ciudadanos.

Menú