Niina Bergius: “El mayor problema para exportar teatro finlandés es la barrera lingüística”

Quo VadisNiina Bergius trabaja en Nordic Drama Corner como encargada de coordinar la exportación teatral. NDC es una agencia teatral mediante la cual las obras de varios dramaturgos finlandeses se representan en el extranjero. Actualmente tienen un proyecto duradero en Latinoamérica.

Cuéntanos brevemente en qué consiste tu trabajo en Nordic Drama Corner.
Soy coordinadora de exportación cultural en Nordic Drama Corner. Es una agencia de teatro internacional que representa a dramaturgos y transmite los derechos de estas obras a los teatros. A los teatros finlandeses les ofrecemos una amplia gama de obras finlandesas y también internacionales. Además, representamos internacionalmente a varios de los mejores dramaturgos de Finlandia como Laura Ruohonen, Juha Jokela y Mika Myllyaho, y promovemos las obras de escritores de teatro finlandeses contemporáneos en otros países. Los países que en estos momentos tenemos como objetivo son especialmente Alemania, los países bálticos, Dinamarca, Rusia, Hungría, Francia y América Latina.

¿Qué tipo de teatro se hace hoy en día en Finlandia? ¿Qué diferencias hay entre el teatro finlandés y el iberoamericano?
En estos momentos, al teatro contemporáneo finlandés le va muy bien. En los años 2009 y 2010 se representaron 332 obras, de las cuales  81 eran obras nacionales. El teatro finlandés ha estado fuertemente relacionado con el realismo psicológico y  con las cuestiones sociales. Un factor común entre los autores finlandeses parece ser la presencia de cuestiones personales en sus obras, específicamente de hechos que unen sus vidas cotidianas a temas sociales. En la generación de autores más jóvenes hay también algunos dramaturgos que no tratan el realismo psicológico en sus obras. Su lenguaje está lejos de lo mundano. Por ejemplo, en las obras de Saara Turunen y Jussi Moila hay poesía, un lenguaje sencillo y referencias a la cultura pop. También me he dado cuenta de que a los jóvenes escritores finlandeses y a los latinoamericanos les une un interés por analizar actos de violencia en sus obras.

¿Cuáles son los problemas más importantes en la exportación del teatro finlandés? Cuales obras son más “exportables”?
El mayor problema a la hora de exportar teatro finlandés es la barrera lingüística. Las obras de teatro finlandesas han de ser siempre traducidas antes de poder ser exportadas. Es difícil para el traductor hacer la llamada “traducción vacía” sin saber a que país, ciudad o cultura está dirigida la obra. Este problema surge sobre todo cuando una obra se traduce al inglés, que es una lengua que tiene dialectos diversos, igual que el castellano. Es difícil saber qué obras pueden interesar en el extranjero. Normalmente los requisitos son: que haya sido un éxito en el país de origen, una buena traducción y una historia universal con la que el resto del mundo se pueda identificar. Además, la obra ha de ser original, distinguirse de las demás. Un ejemplo de una obra finlandesa que ha tenido mucho éxito es Pánico, de Mika Myllyaho. Ha sido estrenada en ocho países. Al ver la versión española realizada por la Compañía Ilmatar, el público no podía creer que se tratase de una obra finlandesa; estaban impresionados porque parecía española. Esta obra cumple, de hecho,  todos los criterios mencionados antes: ha tenido mucho éxito en su país de origen (cinco producciones), la historia de tres hombres de mediana edad es algo con lo que muchas personas que viven en una ciudad occidental se pueden identificar, y las traducciones funcionan. Además, hay que decir que resulta más fácil vender una comedia que una obra más tradicional y seria.

Conoces México bien. ¿Qué proyectos tenéis allí? 
Nordic Drama Corner cuenta con un proyecto de varios años en  los países latinoamericanos. Es un área que conocíamos poco, pero de la que en un par de años hemos aprendido muchas cosas. En Latinoamérica, los países significantes en ámbito teatral son México, Argentina, Chile, Perú y Colombia. En México hemos colaborado con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), con la revista teatral Paso de Gato y con la embajada de Finlandia. Las obras del NDC han sido representadas en el festival de la Feria del Libro Teatral en los años 2010 y 2011. Ahora mismo estamos organizando, junto a Tinfo, a la embajada de Finlandia en México, al INBA, al teatro Helénico, y a la Universidad Nacional Autónoma de México, el festival Drama Fest, que tendrá lugar en agosto de 2012. Drama Fest es un festival de México Capital centrado en el drama moderno. En el marco del evento se estrenará la producción mexicana de Mobile Horror, de Juha Jokela, la producción de un director finlandés basada en la obra mexicanaConnecting People de Elena Guiochins, y lecturas de dos obras de NDC. Además, dos profesionales del teatro finlandés acudirán para impartir talleres a sus colegas mexicanos. En cuanto a Finlandia, la colaboración consistirá en la exportación de obras de teatro y en la movilidad de artistas.

¿Cómo describirías al público hispanohablante? ¿Cómo dirías que perciben el teatro finlandés?
Según tengo entendido, el público hispanohablante no ha tenido la oportunidad de ver muchas obras finlandesas, por lo menos de nuestros autores. Las obras de Saara Turunen y Otso Kautto han sido recibidas con mucho entusiasmo en México. La obra Aguante del dolor, que habla de una joven nadadora, contiene realismo mágico, un tema familiar en Latinoamérica. Con La chica conejita hubo un poco de tensión por el hecho de que no sabíamos cómo iba a ser interpretada su reflexión feminista en un país machista,  pero al final todo fue en vano y la obra realmente obtuvo un gran éxito.

¿Qué dramaturgos cosechan más éxito en este momento en los países hispanohablantes? ¿Y en otros países?
Entre los autores de NDC, los más conocidos son Laura Ruohonen, Mika Myllyaho y Juha Jokela. En los últimos años, Pánico, de Mika Myllyaho, que también ha sido representada en España, y Fundamentalistas, de Juha Jokela, son obras que han sido llevadas a la escena en varios países. Compañía Ilmatar está preparando una producción de la obra para jóvenes Peligro de explosión, de Elisa Salo. Además, el grupo de teatro Quo Vadis de Otso Kautto actúa a menudo en España con su yurta. Sin embargo, la promoción de las obras en los países hispanohablantes sólo está empezando, así que aún es pronto para decir con precisión qué obras van a resultar especialmente interesantes.

Entrevista de publicación libre con permiso del Instituto Iberoamericano de Finlandia

Menú