Markku Piri: “En mi corazón me siento más verano mediterráneo que invierno finlandés.”

Markku Piri“Soy un diseñador finlandés, pero en mi corazón me siento más verano mediterráneo que invierno finlandés, por eso estoy muy contento de que la gira de mi exposición comience precisamente en Madrid.” Con estas palabras el polifacético creador Markku Piri abrió la muestra El espíritu del paraíso en el Instituto Iberoamericano de Finlandia.

¿Cuáles son las impresiones de tu primer viaje a España?
Esta ha sido mi primera exposición en España, aunque sí que he estado brevemente en Madrid en dos ocasiones. Madrid es una ciudad fantástica e interesante arquitectónicamente. He conocido a gente amable y disfrutado de una excelente cocina y del tiempo otoñal. Preparar la exposición ha ocupado gran parte de los 10 días de mi visita. La inauguración fue un acontecimiento grato, ¡cuánta gente! Las dos conferencias me han dado la oportunidad de conocer a profesionales y a estudiantes del diseño en Madrid. Por otro lado, me gusta caminar y aquí he tenido la oportunidad de caminar mucho por los parques y calles, así como por maravillosos museos. Asimismo he asistido a un concierto. La próxima vez me gustaría asistir también a la ópera; aquí existe una estupenda tradición musical.

Has dicho que tu corazón es mediterráneo. ¿Podrías explicarlo un poco más?
Mi temperamento se asemeja más al de una persona del Sur que a una procedente del invernal Norte. Me emociono, no reprimo mis sentimientos, me resulta fácil compartir con otras personas tanto las alegrías como las penas. Además, disfruto de la luz del Sur y de sus colores. Dentro del diseño y del arte, me interesan, junto a algunos determinados aspectos modernos, la exuberancia y la opulencia, la calidez y el brillo, la saturación de color renacentista y la belleza del barroco.

¿Cómo han influido las distintas culturas en tu trabajo?
He nacido y crecido en Finlandia. La luz finlandesa, sus paisajes, sabores y olores forman parte importante de mi experiencia, de la cual extraigo fuerza e ideas, pero me he formado y trabajado y también vivido largo tiempo en el extranjero. La estancia en Nueva York a principios de mi carrera tuvo una gran influencia; es una ciudad realmente multicultural y polifacética. Trabajando en esa ciudad se aprende a ser un profesional. Igualmente la cultura visual japonesa me ha dejado una profunda impresión. He colaborado con empresas japonesas y visitado el país en más de 20 ocasiones. Y además los países mediterráneos, incluyendo Portugal, y Brasil: la calidez, la luz, los sabores, los colores, la música, la sensualidad, la luminosidad de la gente y las increíbles perspectivas culturales.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

La gira de la exposición El espíritu del paraíso durará más de un año y requiere de mucho trabajo por mi parte. Voy a ir a instalarla y a inaugurarla a todas las ciudades donde se muestra y daré conferencias; mi intención es crear nuevos contactos durante la gira. En Finlandia me esperan nuevos trabajos de diseño textil, enseñanza y conferencias. En primavera, mientras permanezco en Berlín durante la exposición, me gustaría diseñar proyectos para musicales con un amigo escritor alemán. En la antigua casa parroquial donde vivo, organizamos fiestas por encargo; soy un cocinero apasionado y capaz de encargarme incluso de comidas y cenas grandes sin perder los nervios.

Entrevista de publicación libre con permiso del Instituto Iberoamericano de Finlandia

Menú