Fátima Boix, un clarinete con sonido español en Lahti

La música es un lenguaje universal, una disciplina que fomenta el intercambio. Un ejemplo es Fátima Boix, clarinetista española nacida en la pequeña localidad alicantina de Agost, que trabaja en la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Lahti, una ciudad que sobrepasa los cien mil habitantes a cien kilómetros de la capital finlandesa. En estos momentos ella es la única músico hispanohablante de la orquesta. Vive en Helsinki, pero todos los días toma el tren para ir hasta Lahti y ensayar con la orquesta.

¿Dónde estudiaste y cómo acabaste en Finlandia?
Empecé a tocar el clarinete en la Sociedad Filarmónica de Agost, mi pueblo natal. A continuación estudié el Grado Profesional en Alicante y el Superior en Murcia. En 2009 me mudé a Finlandia como estudiante del programa Erasmus y todo empezó allí. Al año siguiente fui aceptada para estudios de Grado en la Academia Sibelius de Helsinki, donde acabé el máster en diciembre de 2016 y llevo en Finlandia desde entonces… Desde enero de 2017 trabajo temporalmente en la Orquesta Sinfónica de Lahti como clarinete co-principal y requinto solista, donde a raíz de unas audiciones que aprobé el pasado año cubro una plaza en excedencia.

¿Qué opinan en tu pueblo de que lleves en Finlandia tantos años?
Es un pueblo de aproximadamente 5000 habitantes, con dos bandas de música, donde todo el mundo se conoce y hay una gran tradición musical de instrumentos de viento. De allí han salido muchos buenos músicos que hoy en día trabajan en otras regiones de España y en el extranjero. Mi familia y amigos se enorgullecen y apoyan mi trayectoria internacional, a pesar de que ello nos impida vernos con frecuencia.

¿Cómo es tocar con la orquesta de Lahti? ¿Hay diferencias o similitudes con las orquestas españolas?
He desarrollado mi carrera orquestal principalmente en Finlandia, así que de las españolas no podría hablar. La Sinfónica de Lahti, en mi opinión, una de las mejores de Finlandia y el auditorio … ¡el de mejor acústica, para mi gusto! Es un lujo poder tocar allí. De hecho, en mi primer año estudiando en Finlandia escuchaba la orquesta casi todas las semanas y aprendí mucho. Ahora que trabajo aquí puedo decir que los músicos y demás personal son encantadores y hay un ambiente familiar y distendido, pero a su vez profesional y respetuoso.

¿Has tocado música española con la orquesta de Lahti?
Hasta ahora no hemos tocado música española y ¡me encantaría! Por supuesto Falla, Granados, Turina… también me gustaría tocar música española contemporánea como por ejemplo la de Sánchez Verdú.

¿Tienes algún compositor y/o obra favorita de Finlandia?
Me gustan mucho J. Tiensuu, E. P. Salonen, K. Saariaho; me fascinó especialmente tocar su Concierto para Clarinete con Kari Kriikku como solista.

¿Y ahora qué planes tienes?
Voy a estar en la Orquesta Sinfónica de Lahti hasta diciembre de 2017 y mis planes son seguir preparándome y audicionando a orquestas sinfónicas hasta conseguir una plaza permanente, a ser posible, tocando mi clarinete favorito: el requinto (clarinete en mi bemol). Es un instrumento tradicionalmente asociado al repertorio orquestal, al que sueño con hacerle hueco como instrumento solista, por ejemplo, colaborando con compositores actuales para ampliar su repertorio. La colaboración más reciente fue este pasado verano, cuando estrené la versión para orquesta del Concerto for Piccolo Clarinet de William Neil en Santa Bárbara (California).

Menú