hombre trabajando delante de un portátil

Fernando Nieto Fernández: la arquitectura refleja su época y está cargada de valores

La Arquitectura posee un papel predominante en la lucha contra el cambio climático, explica el arquitecto Fernando Nieto Fernández, quien se mudó a Finlandia para trabajar como profesor de Arquitectura. Su visión del futuro de esta disciplina y las diferencias significativas entre la arquitectura finlandesa y española son algunos de los puntos que hemos tocado. Además, Fernando Nieto ha compartido algunas sugerencias sobre edificios interesantes que visitar en Finlandia.

¿Qué te llevó hasta Finlandia?
Soy arquitecto. Después de doctorarme en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM) en 2014 y vivir un año en Zúrich (Suiza) terminando mi tesis doctoral, conseguí una plaza de investigador postdoctoral en la Universidad Aalto de Helsinki. En 2018 obtuve una plaza tenure track en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Támpere, donde trabajo actualmente como profesor e investigador.

¿Qué temas tratan tus investigaciones recientes?
Mi campo de investigación y docencia son los proyectos arquitectónicos (architectural design). En los últimos años he continuado algunas líneas de investigación derivadas de mi tesis doctoral y relacionadas con metodologías del proyecto de vivienda colectiva, y también he abierto otras nuevas. En Támpere hemos iniciado junto a la investigadora y profesora Rosana Rubio otras líneas de investigación como la denominada ‘Arquitectura, comunidad e individualidad’, donde estudiamos qué factores del entorno construido influyen en cuestiones como la soledad y el aislamiento social, y cuál es el papel de la arquitectura y el diseño de los espacios que habitamos en generar espacios de encuentro y relación entre las esferas individual y colectiva a escalas arquitectónica y urbana. También nos interesa mucho el estudio de la arquitectura nórdica del Movimiento Moderno y su influencia en la arquitectura contemporánea. Los proyectos que desarrollamos combinan la investigación básica y la aplicada desde un acercamiento humanista a la disciplina y con un enfoque cualitativo que pone en valor las dimensiones cultural y estética de la arquitectura.

Eres profesor en la Universidad de Támpere. ¿Cómo es enseñar en una universidad finlandesa?
La docencia a nivel universitario es bastante similar en métodos de enseñanza y también en cuanto a resultados en las universidades en las que he trabajado, tanto en España como en Finlandia. En Támpere, y en Finlandia en general, los planes de estudios de Arquitectura son bastante generalistas y están enfocados fundamentalmente a la práctica. Por lo general no incluyen los aspectos más técnicos de la disciplina (el cálculo de estructuras o las instalaciones de los edificios) que por ejemplo sí tenemos en España. En la Escuela de Arquitectura de Támpere tenemos tres líneas que los estudiantes pueden elegir a nivel de Máster (a partir de 4º curso) y en torno a las que giran toda la investigación y la docencia en nuestra Escuela. Son los proyectos arquitectónicos, el diseño y planeamiento urbano, y la historia de la arquitectura y conservación del patrimonio construido. El papel del proyecto de arquitectura sigue siendo fundamental en todas las líneas, ya que la mayoría de los cursos y talleres son prácticos y utilizan el papel activo de los estudiantes a través de sus propios proyectos (learning by doing) como método de enseñanza principal. Últimamente, debido en gran medida a las transferencias que tratamos de impulsar entre la investigación y la docencia, cada vez salen más perfiles de las Escuelas de Arquitectura dirigidos a la investigación y el mundo académico. No obstante, la gran mayoría de egresados siguen prefiriendo trabajar en oficinas de arquitectura o por cuenta propia.

¿Cuáles son las diferencias más destacadas de la arquitectura finlandesa y española actual?
La arquitectura finlandesa contemporánea, al igual que la española, es de extraordinaria calidad. En Finlandia hay un puñado de oficinas que hacen arquitectura de primer nivel a escala internacional, ya sea en forma de edificios públicos –que se desarrollan casi siempre a través de concursos de ideas de arquitectura– o mediante encargos privados. Por supuesto, hay características intrínsecas a la arquitectura nórdica en general que la diferencia de la del sur de Europa, por ejemplo, las relacionadas con una mayor compacidad y con el establecimiento de límites más claros entre interior y exterior. En España, el clima nos permite una gama más amplia de espacios intermedios entre fuera y dentro que aquí en Finlandia no son tan habituales. El uso predominante de la madera como material para interiores y exteriores, y cada vez más también como material estructural, está muy extendido en Finlandia tanto en edificios públicos como en vivienda unifamiliar y colectiva.

¿Cómo ves el futuro de la arquitectura? ¿Qué papel juega la sostenibilidad en ese futuro?
El futuro de la arquitectura pasa por la mejora a nivel de políticas de arquitectura a través del impulso de leyes de calidad como la que se acaba de aprobar en España. La arquitectura como disciplina combina aspectos de muy diversa índole (técnicos, materiales, funcionales, estéticos), pero también incorpora un conjunto de valores culturales y sociales que son de gran importancia. Además de entender que tenemos un planeta de recursos finitos y ser conscientes de cuál es la importancia del papel de nuestra disciplina en las cuestiones medioambientales y de lucha contra el cambio climático, es fundamental comprender la dimensión cultural de la disciplina. La arquitectura representa la sociedad y la época a la que pertenece y está cargada de valores que van más allá de la respuesta a unas necesidades funcionales concretas. Los arquitectos tenemos una formación que combina la dimensiones técnica y humanística que nos permite participar en debates a muy distintos niveles. Es nuestra obligación contribuir a aportar ideas desde las diversas formas de ejercer la profesión (la práctica, el mundo académico, la administración pública o la empresa privada, entre muchas otras) que sean capaces de responder de forma holística a los retos actuales y también a los que están por venir.

¿Qué ejemplos de arquitectura finlandesa son en tu opinión un «must»?
Prácticamente toda la obra de Alvar, Aino y Elissa Aalto es de innegable calidad. Algunas son imprescindibles para entender la evolución de la arquitectura tanto finlandesa como europea en el siglo XX. Más allá de la influencia de los Aalto, un puñado de arquitectos entre los que destacaría a Kaija y Heikki Siren, a Raili y Reima Pietilä, a Aarne Ervi,a Pekka Pitkänen o a Arno Ruusuvuori, por mencionar solo algunos, hicieron historia en ese siglo en paralelo a los Aalto y a las vanguardias europeas de la primera y segunda modernidad. En general hay ejemplos de arquitecturas exquisitas en casi todas las ciudades importantes de Finlandia, destacando Helsinki y Támpere. Las escalas de actuación y aproximaciones tipológicas son muy diversas, por lo que se pueden encontrar edificios y actuaciones de todo tipo. Si tuviera que elegir un par de obras que no fueran de los Aalto, podrían ser el Palacio de Cristal o Lasipalatsi (1935) de Viljo Revell, Heimo Riihimäki y Niilo Kokko, en el centro de Helsinki; y el edificio Porthania (1957) de la Universidad de Helsinki de Ervi.

Eres editor de la revista Casa Internacional. ¿De qué trata el número dedicado a Finlandia?
En el número 188 de la revista Casa Internacional dedicado a Finlandia hemos hecho una selección de 12 viviendas unifamiliares construidas en el país por arquitectos finlandeses durante este siglo. Son viviendas situadas mayormente en entornos naturales, algunas tan alejadas que son accesibles únicamente en barco al estar situadas en pequeñas islas. Otras se sitúan en zonas más semi urbanas, principalmente en la ciudad de Helsinki. Todas ellas proponen interesantes y muy diversas maneras de relación de sus habitantes con la naturaleza a través de la arquitectura.

¿Qué lugares o arquitecturas de Finlandia nos recomiendas visitar? ¿Cuál es tu favorito?
De los clásicos, además de toda la obra de los Aalto, recomendaría visitar la Villa Oivala (1924) de Oiva Kallio, en la isla de Villinki, cerca de Helsinki; el Centro de Exposiciones WeeGee (1967) de Arno Ruusuvouri en Espoo, la Capilla de la Santa Cruz (1967) de Pekka Pitkänen en Turku, y la Capilla de Otaniemi (1958) de los Siren. En cuanto a edificios públicos de este siglo, recomiendo una visita a la Biblioteca Pública de Turku (2007) o al más reciente Think Corner (2017) de la Universidad de Helsinki, ambas obras de JKMM Architects.

Menú