Entrevista a Antti Pekkarinen: “En la Costa del Sol, la gente puede coger las mejores partes de su propia cultura y de las culturas extranjeras”.

Antti PekkarinenEn esta ocasión entrevistamos a Antti Pekkarinen, director del periódico finlandés Kaupunkilehti Fuengirola.fi, y un profesional de los medios de la comunicación. Pekkarinen es conocido por el sobrenombre “Pizza” gracias a un programa de adolescentes llamado Jyrki, que se emitió en la televisión finlandesa en los años 90. Desde entonces, ha trabajado por ejemplo como productor de televisión, y el año pasado muchos telespectadores finlandeses lo vieron en el reality televisivo Fuengirola.

En Fuengirola vive una comunidad finlandesa creciente, de hecho, es prácticamente posible pasar las vacaciones en dicha ciudad sólo hablando finés. En la región se encuentran, por ejemplo, un colegio y un bachillerato finlandeses, restaurantes finlandeses y una librería finlandesa. ¿Qué opinas de que los finlandeses funden comunidades culturales cerradas en la Costa del Sol y en las Islas Canarias?
La Costa del Sol es una de las regiones más internacionales del mundo. Según distintas estimaciones, en la zona viven hasta 140 nacionalidades diferentes. La riqueza y la atracción de la zona se basan justo en ese, además de en las increíbles condiciones naturales y el clima, por supuesto.  Estas micro-comunidades formadas por distintas nacionalidades ofrecen a los residentes y visitantes un entorno cultural, gastronómico y socialmente diverso. En pocos lugares del mundo se puede disfrutar de pan con tomate andaluz para desayunar, una sopa de guisantes tradicional finlandesa para comer, curry tailandés para cenar. Y todo con ingredientes naturales y preparado por un auténtico cocinero étnico. [quote align=”left”] A menudo se oyen críticas de que los finlandeses  se refugian en sus propios grupos en la Costa del Sol. [/quote] Según los críticos todo el mundo tendría que integrarse en la cultura y la comunidad de la zona de la mejor manera posible. Esta demanda sería comprensible si se tratara de una zona intacta al turismo, pero la Costa de Sol ha vivido del turismo desde hace décadas y la gente local está acostumbrada a convivir con las culturas extranjeras. Si así lo desea, un finlandés  puede aprender el idioma y la cultura local incluso muy bien y relacionarse en la comunidad española.  Hay  muchos ejemplos de esto también.  La mayoría de los finlandeses  que se trasladan a la costa lo hacen por el clima.  Una parte por salud, otra para pasar sus bien merecidos días de jubilación al calor del Sur. Sería poco razonable e inútil  exigir que un panadero jubilado de una pequeña localidad como Pihtipuhdas aprenda un idioma o una cultura nueva. La comunidad finlandesa de la zona funciona como una red de seguridad, impulsora de incentivos sociales. Muchos finlandeses que llegan aquí encuentran un contenido vital totalmente nuevo, por ejemplo a través de oportunidades para actividades ofrecidas por el instituto Sofía. En mi opinión, este tipo de cosas son sólo positivas. En la Costa del Sol  funciona una autentica “economía de la opción”. La gente puede coger las mejores partes de su propia cultura y de las culturas extranjeras.

En tu caso, ¿por qué te estableciste precisamente en Fuengirola?
Soy uno de los llamados inmigrantes laborales, o sea, que elegí Fuengirola porque vi una oportunidad de poner en práctica un tipo de negocio que conozco. Antes de mudarme, con frecuencia pasaba mis vacaciones en la zona, y me di cuenta de que los servicios de prensa para los finlandeses eran bastante inadecuados. La zona carecía de una revista actual enfocada a los finlandeses de la Costa del Sol. Así pues, vi un nicho de mercado claro.

¿Cuál es la diferencia entre tu vida cotidiana en España y en Finlandia? ¿Te han sorprendido algunas cosas de una manera positiva, hay algo que te haya resultado difícil? 
La vida cotidiana aquí en sí es bastante similar a la de Finlandia, se trabaja sin parar.  La burocracia española ha resultado sorprendentemente inflexible, pero también a eso se acostumbra uno con el tiempo, y se aprende a entender el modo de avanzar en esa jungla de papel.  En España, la actitud hacia la vida y el día a día  parece más positiva y sencilla que en Finlandia; no hay que excederse en cada cosa hasta sus últimas consecuencias, y eso es agradable.

¿Podrías hablarnos un poco sobre el periódico Kaupunkilehti Fuengirola.fi? ¿Cuantos lectores y que tipo de contenido tiene? 
El periódico se creó  en 2006 y el primer número salió en octubre de ese mismo año. La gran demanda de una revista semanal nos sorprendió hasta a nosotros mismos y ya durante su primer otoño se estableció como el medio finlandés más importante. El periódico sale una vez a la semana durante los meses de septiembre a  mayo, y en verano se publica un número cada mes. La tirada semanal normal son 10 000 ejemplares y luego se realizan tiradas especiales. Por ejemplo, en junio se imprimen 40 000 ejemplares, de los cuales unos 30 000 se distribuyen en Finlandia. La distribución se realiza en 150 puntos de reparto ubicados en toda la Costa del Sol.  También en Torrevieja, la Costa Blanca y en los vuelos directos de Air Finland a Málaga.   El aumento de los lectores se debe a Internet. Se puede leer la revista gratis en la página web www.fuengirola.fi, donde cada semana la leen unas 5000 personas. El número virtual de agosto 2011 fue visitado 16 000 veces. Leer revistas a través de Internet es un fenómeno que crece continuamente. No vamos a quedarnos atrás, así que hemos desarrollado nuestros servicios online de una manera lo más versátil posible. Por ejemplo, vamos a abrir pronto una aplicación para iPad con la que se podrá leer la revista fácilmente y de un modo agradable.  En su mayor parte, el punto de vista local dirige el contenido de la revista. Siempre miramos los temas desde el punto de vista de los finlandeses de la Costa del Sol. Las noticias locales son importantes, también informar a la gente sobre los eventos de la región. Además entrevistamos a personas interesantes, que viven o pasan por la zona. Asimismo el periódico funciona como un foro de discusión y sirve para crear temas de debate entre los ciudadanos.

Muchos finlandeses tienen un piso en Fuengirola. ¿Se nota la crisis de alguna manera, por ejemplo en la venta de las fincas? 
La Costa del Sol es diferente al resto de España en cuanto al mercado inmobiliario. Los pisos adecuados para la gente del norte de Europa y ubicados cerca de los servicios, han mantenido su valor bastante bien. La proximidad ala playa también ha ayudado a mantener los precios. La economista principal del banco Handels Banken, Tiina Helenius, visitó Fuengirola en primavera y pintó una imagen muy oscura del mercado inmobiliario, pero subrayó la diferente situación en el área urbana de la Costa del Sol. Helenius comparó las ciudades de la costa con las zonas céntricas de Helsinki, donde el valor de las viviendas se mantiene bien, pase lo que pase en el mercado. Del mismo modo que siempre hay personas que se instalan en el centro de Helsinki, también existe una atracción hacía las ciudades de la Costa del Sol, y ésta no se está reduciendo sino al contrario, va en aumento. Las medidas para resolver la crisis no tienen mucho que ver con este asunto.  En las zonas españolas los precios han bajado dramáticamente.  [quote align=”right”] El tipo de vivienda que les gusta a los españoles, con un pasillo y habitaciones pequeñas, no atrae sin embargo a los escandinavos, alemanes u holandeses, que son los quienes principalmente compran inmuebles. [/quote] Las urbanizaciones que se edificaron durante el boom de construcción se han quedado vacías, y seguramente pronto será posible comprar un piso baratísimo en ellas. De todos modos, personalmente no creo que nadie quiera comprar esos pisos.

Regresamos a los temas culturales. ¿Cómo describirías la vida cultural en la zona? ¿Con que tipo de eventos o actividades se presenta la cultura finlandesa en Fuengirola?
La oferta cultural en la Costa del Sol es enorme. Como ya comenté anteriormente, en la zona se puede disfrutar de una increíble variedad de culturas procedentes de todas las partes del mundo.  La cima de este multiculturalismo es la Feria Internacional de los Pueblos, que se celebra en primavera,y donde los distintos países presentan su cultura en el recinto ferial de Fuengirola. A tenor del ayuntamiento, casi un millón de personas acuden a la fiesta durante los cuatro días de feria. Es como un viaje alrededor del mundo en dos horas. Le recomiendo que todo el mundo la visite.  Asimismo, la oferta cultural es abundante. En Fuengirola la verdadera cultura española, salvo las ferias, no está especialmente representada, pero un viaje de una media hora en tren a Málaga abre las puertas de un nuevo mundo.  Aquí contamos con mucha oferta cultural finlandesa. Por ejemplo, el invierno pasado artistas de la talla de Jari Sillanpää, Remu Aaltonen, Anneli  Sari, Jukka Poika, Sauli Tiilikainen & Esa Nieminen, Antti Sarpila y varios coros y grupos pequeños dieron conciertos en Fuengirola. El otoño que viene vamos a ver por lo menos el concierto de Vesa-Matti Loiri. Eso sin contar que en la costa residen muchos artistas y con frecuencia se organizan exposiciones; incluso se trae mucho teatro desde Finlandial. Y también los finlandeses que viven en la Costa del Sol producen mucha cultura. Hay varios coros y grupos de teatro, grupos de rock y baile.

Menú