Entrevista a Hannu Vuori: Un médico que trabaja por la cultura

Hannu VuoriHannu Vuori es el presidente de la asociación cultural finlandesa Kaleva. Además de sus tareas representando la cultura de Finlandia en el sur de España, Vuori es doctor en Medicina y Cirugía, entre otras cosas.

¿Podría presentarnos la asociación cultural Kaleva?
Hoy en día Kaleva es una asociación activa que tiene unos 200 miembros y que según sus estatutos, “profundiza la amistad entre los pueblos español y finlandés en los campos de la cultura y de las tradiciones, y desarrolla la cooperación mutua”. La asociación organiza actividades culturales, exposiciones de arte, conciertos, recitales de poesía, funciones de teatro, conferencias, seminarios y cursos.
Es un puente entre las culturas española y finlandesa. Un ejemplo de esto ha sido la exposición de cristal de arte finlandés en el Museo del Vidrio de Málaga, y la exposición de arte español en los eventos de verano finlandeses.

¿Para qué se fundó Kaleva?
Hace tres años, Kaleva celebró su vigésimo cumpleaños. En el año de nacimiento, la colonia finlandesa en la Costa del Sol vivía un fuerte auge. Se había fundado una parroquia finlandesa y también la primera asociación finlandesa, Asociación Finlandesa Costa del Sol. Al principio planeamos poner en marcha actividades culturales bajo ese paragüas, pero como al final la idea no tuvo una acogida favorable, fundamos una asociación cultural propia. En aquella época, había muchas grandes empresas constructoras finlandesas que veían la cultura como un medio de márketing. Pensaban que si en la costa hubiera una cultura de finlandesa de calidad, los edificios construidos por ellas podrían venderse mejor y a gente con más poder adquisitivo. Gracias a su generoso apoyo, Kaleva pudo organizar eventos culturales de alto nivel incluso desde el comienzo de sus actividades. La financiación de los espónsores se acabó al apagarse el boom de construcción, y los constructores finlandeses se retiraron, lo que nos obligó a dejar de traer a los grandes artistas finlandeses a la costa. Pero aún así procuramos mantener un alto nivel en nuestros eventos.

¿De dónde salen las ideas para las actividades de Kaleva? 
Se ha tratado de elegir para la junta tanto a consumidores como a productores de cultura de diferentes campos; son personas a quienes no se les acaban las ideas. Los socios también nos hacen propuestas. Además, muchos artistas finlandeses conocen Kaleva, y se ponen en contacto con nosotros a la hora de planear una actuación en la Costa del Sol. De estas propuestas, nosotros elegimos las mejores.

¿Qué expectativas sobre España tienen los finlandeses que se mudan a la Costa del Sol?
Antti Karisto las ha explicado profundamente en su investigación Satumaa. Suomalaiseläkelaiset Espanjan Aurinkorannikolla (algo como ”El País de las Maravillas. Los jubilados finlandeses en la Costa del Sol”). Por lo tanto, voy a dar sólo mi opinión. En los años 80 tuve que venir a España varias veces por motivos de trabajo (como representante de OMS estaba ayudando en el desarrollo del control de calidad de los servicios sanitarios básicos y del servicio sanitario en España). Aprendí a conocer un país que tiene una historia interesante y muy diferente a los demás países europeos, una  arquitectura magnífica, una vida cultural rica, un clima maravillos, buena gastronomía y vinos sabrosos. Creo que estos factores están atrayendo a muchos otros finlandeses a España también.

¿Cómo son los finlandeses que viven en la Costa del Sol? ¿O no se puede hacer generalizaciones?
Antes las generalizaciones podían ser posibles. La mayoría de los finlandeses eran jubilados, lo que definía su grupo de edad y, más o menos, también el estatus social. Hoy en día hay finlandeses de todo tipo y de todas las edades. Una buena muestra de la ampliación de la distribución de edades es la escuela finlandesa de la Costa del Sol; en ella estudian unos 300 alumnos y se imparten todos los cursos hasta el bachillerato.

Según su opinión, ¿cuáles son las diferencias culturales más grandes entre Finlandia y España?
Una diferencia grande es la conciencia histórica de los españoles y su orgullo de ser especiales, aunque quizá no se puede hacer tanto alarde de las quiebras que ha tenido el estado a pesar de las riquezas del nuevo mundo. Otra diferencia es la influencia de la Iglesia. Aunque el aumento en el número de divorcios y abortos y la disminución de la tasa de nacimientos muestran la desvinculación del orden de la Iglesia, en el país existe un enorme ”catolicismo escondido” que marca incluso la visión del mundo, la comprensión de la historia y el comportamiento de los españoles secularizados, además de la cultura.

¿Qué situaciones sorprendentes ha visto en España? ¿Hay algún caso que recuerde especialmente?
No he tenido sorpresas extrañas, pero relacionado con el proyecto de construcción de mi casa me he encontrado – como mucha gente – con la horrorosa burocracia y con que nada se arregla sin abogado y notario, o posiblemente sin varios de ellos.

Menú