La milenaria influencia cultural precolonial es evidente en la selva amazónica

NOTICIAS

Antes de la llegada de los colonizadores europeos, los pueblos indígenas amazónicos cultivaban sus alimentos: yuca, maíz, piña, pimientos y calabaza, entre otros. La comida de las antiguas civilizaciones del Amazonas consistía en gran medida también de los frutos de la palma y los nogales brasileños. La protección y el manejo de los árboles a través de las generaciones han afectado la diversidad de la selva tropical hasta la actualidad.

Hace más de diez años, en las noticias científicas mundiales informaron de grandes movimientos de tierra geométricos encontrados en zonas del suroeste de la Amazonía, llamados geoglifos. Una civilización precolonial desconocida para los estudiosos, que había construído centros ceremoniales geométricos y sofisticados sistemas viales. Esta civilización floreció en el área de la selva tropical hace 2.000 años. Un equipo interdisciplinar finlandés-brasileño continúa investigando en la región con el apoyo de la Academia de Finlandia. Hallazgos recientes muestran que los grandes proyectos de construcción antiguos no solo dieron forma al paisaje, sino que la civilización también impactó sobre la construcción diversa de la selva tropical.

El último artículo del equipo de investigación, Domesticación en movimiento, fue publicado en la revista Environmental Archaeology la semana pasada. El artículo muestra que, además del cultivo de mandioca, maíz y calabaza, la protección, el cuidado y la plantación de varios árboles eran importantes para el suministro de alimentos de los pueblos indígenas de la región, dice el director de la investigación, el profesor Martti Pärssinen. En particular, las nueces y palmeras brasileñas y sus frutos ricos en proteínas son comunes en las muestras de sitios geoglíficos.

Los autores del artículo de la Universidad de Helsinki fueron Martti Pärssinen, profesor emérito que ha dirigido el proyecto; y Pirjo Kristiina Virtanen, catedrática de Estudios Indígenas que ha trabajado con los pueblos de la región. Además, son autores el investigador brasileño especialista en palma, Evandro Ferreira, y el paleoecólogo Alceu Ranzi,de la Universidad Federal de Acre. El Instituto Iberoamericano de Finlandia ha contribuido al proyecto.

Menú