Finlandia es un país que destaca por su alto nivel educativo, que se ve reflejado cada tres años en los resultados del informe PISA elaborado por la OCDE. Las características principales de su modelo son la igualdad de oportunidades, una flexible administración y, sobre todo, la formación del profesorado.  La ley educativa de 1972 garantiza la gratuidad e igualdad del sistema público motivo por el cual no existen prácticamente escuelas privadas.

Para Finlandia, la educación constituye la base de la sociedad y sus valores, por eso el Instituto Iberoamericano de Finlandia dedica una parte importante de sus actividades a la difusión y conocimiento del modelo educativo finlandés. En ese sentido, el Instituto lleva desde 2011  organizando proyectos que tienen como meta mejorar la colaboración entre Finlandia y el mundo iberoamericano. En ellos se estudia cómo aplicar a la educación las buenas prácticas finlandesas, y se buscan nuevas vías de cooperación en los programas de formación de profesores en conexión con las metas educativas de Iberoamérica y España.

Un ejemplo de nuestras actividades es el viaje a Finlandia de un grupo de altos representantes educativos de la Organización de Estados Iberoamericanos en otoño de 2014, que el Instituto organiza junto con la OEI para que conocer los mecanismos con los que Finlandia evita el fracaso escolar en la educación secundaria.